Jerarquía de textos

Cuando se trata de publicaciones o creatividades en las que predomina la parte escrita, es muy importante tener en cuenta la jerarquía de los textos.

La jerarquía es un modo de organización visual de los cuerpos de texto para ayudar al lector a navegar por el mismo. Lo primero es captar su atención para luego mostrarle los datos más relevantes y, por último, dejar que siga informándose si lo que ha visto hasta ahora es de su interés.

A modo general se distinguen tres niveles principales en las jerarquías, dentro de cada uno de los cuales pueden darse subniveles si se considera necesario:

Nivel 1

Es el encargado de captar la atención. En este nivel suelen usarse las tipografías de mayor tamaño de la composición, aunque también pueden usarse otros recursos gráficos como arte tipográfico.

Básicamente son títulos y cubiertas.

Nivel 2

Se trata de información relevante o destacada. Ciertos datos que pueden resultar de interés a la persona que los lee y facilita su decisión acerca de si le interesa o no lo que le estás contando

En este segundo nivel se engloban elementos como subtítulos, citas, bloques de texto destacado o infografías.

El objetivo no debe ser que todo el mundo quiera recibir tu información, sino que la reciba tu target group. Dejar que los que no son clientes potenciales se vayan con la música a otra parte también es branding!

Nivel 3

Aquí es donde echas el resto. La tipografía de este nivel suele ser más pequeña y monótona para facilitar una lectura cómoda. Asegúrate de que la tipografía es adecuada para no dificultar la labor (si lo necesitas, puedes repasar la entrada de tipografías del blog)

Otros recursos

Más allá de los niveles principales también puedes usar ciertos elementos para dar jerarquía a tus textos:

  • Pesos tipográficos: usar las variaciones bold, extrabold y black de la tipografía ayuda a destacar ciertos segmentos del texto. Este recurso puede usarse como principal, pero es especialmente útil cuando el nivel 3 de tu composición es extenso.
  • Color: Para enfatizar aún más los distintos niveles, pueden usarse distintos colores o tonos, pero siempre asegurándonos de que no impida la correcta legibilidad, especialmente si el texto es largo. Es importante ser constante si estableces esta norma para tus textos.
  • Espacio: Jugar con el espacio permite que la vista se fije en los bloques que queramos destacar, solamente tenemos que dejar más aire alrededor del mismo. También se puede jugar con los espacios de interlineado e interletrado para dar al texto un mayor espacio físico en la composición.

 

 

La jerarquía de textos puede ser también una gran aliada a la hora de crear una imagen de marca coherente. Estableciendo y manteniendo ciertas reglas a la hora de disponer los cuerpos de texto podemos generar un estilo visual que se asocie directamente con nuestra marca de un solo vistazo.