Identidad visual

La identidad visual de una marca es el conjunto de elementos visuales que sirven para crear una imagen distintiva y reconocible de tu marca en la mente del consumidor. También ayuda a transmitir tus valores y personalidad de marca a través de los elementos visuales.

Para desarrollar una identidad visual efectiva, es importante considerar tu público objetivo, sus valores y objetivos, así como la industria en la que te encuentras. La identidad visual debe ser coherente y consistente en todos los canales de comunicación, desde el sitio web hasta los materiales impresos y los medios sociales.

Una identidad visual debe incluir elementos como:

El logotipo y sus variantes

Deben estar definidas todas sus versiones aceptadas de diseño y colores, así como el uso aislado del símbolo.

 

Colores y tipografías

Limitar el uso de colores ayuda a que la paleta de colores seleccionada se asocie fácilmente con tu marca. Lo mismo con las tipografías: en general, lo mejor es usar un máximo de dos fuentes distintas.

Iconos

Definir bien el estilo de los iconos de marca no solo te permitirá usar gráficos exclusivos, sino que estos también aportaran valor a tu identidad visual.

Ilustraciones y fotografías

Lo mismo pasa con las ilustraciones y fotografías: lo mejor es acotar el estilo para que concuerde con el resto de elementos visuales.

Identidad visual vs. Branding

A menudo se confunde la identidad visual con el branding, pero son conceptos diferentes que se complementan entre sí en la construcción de una marca.

Mientras que la identidad visual se enfoca en los elementos visuales que representan a la marca, el branding abarca todos los aspectos que conforman la imagen y percepción de una marca. Es decir, el branding es la estrategia integral de gestión de marca, que incluye aspectos como la identidad visual, la personalidad de la marca, la propuesta de valor, la experiencia del cliente, la estrategia de comunicación, entre otros.

El branding es la gestión y creación de una marca completa y coherente, con la finalidad de establecer una conexión emocional con el público objetivo. Es una estrategia de largo plazo que busca construir una relación duradera y significativa entre la marca y los consumidores.

En resumen, la identidad visual es una parte importante del branding, pero el branding va más allá de la identidad visual, abarcando todos los aspectos que definen la imagen y percepción de la marca en el mercado.

 

Como ves, tu marca es mucho más que un buen isotipo!