Una vez identificados nuestros principales rasgos de marca, es importante ver dónde nos sitúan con respecto a nuestros competidores. Ver nuestra posición con respecto a otras marcas que ofrecen productos o servicios similares nos va a ayudar a potenciar aquellas características que nos dan ventaja a la hora de comunicarnos como marca.

Podemos hacernos un mapa de competencia muy visual de un modo rápido y sencillo con el diagrama de mercado.

Para ello, seleccionaremos las dos características más relevantes de nuestra marca, y las trasladamos a los ejes X e Y de nuestro diagrama.

Por ejemplo, imagina una marca de coches eléctricos. Sus principales características son la gran autonomía de sus baterías, y su buena relación calidad precio. Los ejes del diagrama quedarían tal que así:

Ahora simplemente debes colocar a tus competidores y a tu propia marca en el diagrama, y obtendrás una imagen clarísima de tu posición en el mercado con respecto a las que consideras tus variables más características. (Los extremos de cada eje puntúan desde el- 10 hasta el 10, mientras que la intersección de ambos ejes es el 0)

Por ejemplo, tu marca es un 8 en cuanto a autonomía y un 9 en cuanto a precio, mientras que competidor 1 tiene un -2 en cuanto a autonomía y un 10 en cuanto a precio; competidor 2 tiene un 9 en autonomía, pero un -7 en precio; etc.

Este diagrama te puede servir para cerciorarte de que estás focalizándote en los rasgos más distintivos de tu marca. Pero también puede que te des cuenta de que las variables elegidas no te distinguen tanto como creías. ¡No pasa nada! La personalidad de tu marca es profunda  y tiene muchos más rasgos. Puedes ver tu posicionamiento con otros aspectos hasta dar con los que mejor te diferencian.

Descarga la plantilla y busca tu hueco ideal en el mercado!


Descargar plantilla